Novena a Santa Teresa de Calcuta para el Tercer día

Tercer día de la Novena a Santa Teresa de Calcuta

En este tercer día de la Novena a Santa Teresa de Calcuta, Jesús nos invita a escuchar lo que nos tiene que decirnos desde la Cruz.

Jesucristo nos nos invita a seguirle en espíritu a Su Calvario y escucharle tener sed, a través de la madre Teresa de Calcuta, quién fue una ferviente devota de Jesús. Ella tenía fe y creía en el infinito amor de Jesús para con la humanidad. Esto hizo que ella dejara su familia y a su patria por cumplir la misión que se le encomendó, ayudar a los pobres.

Hagamos esta novena para pedirle por su intercesión ante el Todopoderoso, y recordemos el 5 de septiembre como la fecha principal de esta novena, ya que ese día partió de este mundo.

Tercer día de la Novena a Santa Teresa de Calcuta

“Jesus es mi todo en todo”

En el tercer día Jesús nos invita, a través de Santa Teresa, a ir en espíritu al Calvario y escucharle decirnos desde su Cruz tengo sed.

Este era el fuego interior que consumía el corazón de Santa Teresa.

Escúchale decirte: “Tengo sed” “En Su agonía, en Su dolor, en Su soledad dijo muy claramente, ‘¿Por qué Me has abandonado?’

Estaba tan terriblemente solo y abandonado y sufría tanto en la Cruz. … En este momento tan difícil proclamó:

‘Tengo sed’. … Y la gente pensó que tenía una sed ordinaria y le dieron inmediatamente vinagre; pero no era de eso de lo que tenía sed – era de nuestro amor, de nuestro afecto, de nuestro íntimo apego a Él, y de compartir Su pasión.

Y es extraño que haya usado esa palabra. Dijo ‘Tengo sed’ en vez de ‘Dame tu amor’. … La sed de Jesús en la Cruz no es imaginación. Fue una palabra, ‘Tengo sed’. Escuchémosle decírnosla a ti y a mí. … Es realmente un don de Dios”.

“Si escuchas con tu corazón, oirás, entenderás. … Hasta que no conozcas en lo más profundo que Jesús tiene sed de ti, no podrás comenzar a saber quién quiere ser Él para ti. O quién quiere que seas tú para Él”.

“Sigue Sus pasos en busca de almas. Llévale a Él y a Su luz a los hogares de los pobres, especialmente a las almas más necesitadas. Esparce la caridad de Su Corazón dondequiera que vayas y así sacia Su sed por almas”.

Pensamiento del día:

“¡Imagínate! Dios está sediento de que tú y yo demos un paso adelante para saciar Su sed” Pide la gracia de entender el grito de sed de Jesús.

Irradiando a Cristo.

Querido Jesús, ayúdame a esparcir tu fragancia por donde quiera que vaya. Inunda mi alma con tu espíritu y vida.

Penetra y posee todo mi ser tan completamente que mi vida solo sea un resplandor de la tuya. Brilla a través de mí, y permanece tanto en mí que cada alma con la que tenga contacto, pueda sentir tu presencia en mi alma.

Permite que ellos al mirarme, no me vean a mí sino solamente vean a Jesús. Quédate conmigo y entonces podré comenzar a brillar como Tú brillas; a brillar tanto que pueda ser una luz para los demás.

La luz, oh Jesús, vendrá toda de Ti; nada de ella será mía; serás Tú quien brille sobre los demás a través de mí. Permíteme así alabarte de la manera que tú más amas, brillando sobre aquellos que me rodean.

Permíteme predicarte sin predicar, no con palabras sino con mi ejemplo, con la fuerza que atrapa, con la influencia compasiva de lo que hago, con la evidente plenitud del amor que mi corazón siente por ti. Amén.

Podcast de la oración:

ver youtube Video de la oración:

La madre Teresa o también conocida como Santa Teresa de Calcuta se dio a conocer gracias a su espíritu misionero de ayudar a los pobres, fundando en 1950 la Congregación de las Misioneras de la Caridad en Calcuta. El Papa Francisco, en 2015, la canonizó luego del reconocimiento que hiciera la Congregación de las Causas de los Santos, por la curación extraordinaria de un brasileño enfermo en estado terminal.

Está novena a la Santa Teresa de Calcuta es recitada del 24 de agosto al 4 de septiembre, para luego, el 5 de septiembre conmemorar el día de su partida.

Entre las muchas enseñanzas que nos dejó está Santa se encuentra la novena de emergencia o novena voladora de la Madre Teresa, el cual consistía en recitar 10 memorares al Santo Cielo, 9 era para pedir un favor y uno para dar gracias anticipadamente a Dios por escucharle y cumplirle con lo solicitado.

También puedes pedir un favor o intercesión del Creador con estas oraciones: Oración de El Padre Nuestro, Oración al Señor de la Misericordia, Oración para acertar en todo, Oración a la Señora de Todos los Pueblos, Oración para triunfar sobre los demonios, Te Deum, Oración a San José por las familias,.

Te invitamos a nuestra sección de oraciones para conocer más sobre las diferentes formas de conversar con Dios.