Oración San Agustín para buscar a Dios

Oración de San Agustín de búsqueda de Dios

Si crees que no sabes cómo encontrar a Dios en tu corazón, entonces te compartimos esta maravillosa oración de San Agustín en búsqueda de Dios tomada de sus soliloquios.

A veces, el día a día en el que estamos sumergidos no nos permite apreciar la presencia de del Señor en nuestras vidas, puesto que dejamos que otras cosas o emociones ocupen nuestro corazón. Hagamos un alto de 5 minutos en nuestras actividades diarias y volvamos albergar al Santo Padre en nuestras almas, como lo hacía a San Agustín a través de sus soliloquios. Reflexionemos sobre cómo nos sentimos y qué buscamos, y no dejemos que nada nos debilite, pues como nos dice la oración de San Agustín de búsqueda de Dios, si nos separamos del Todopoderoso es como si estuviéramos muriendo.

Esta oración es muy íntima, pero también lo puedes hacer en compañía de tus seres queridos:

Oración

Derramaste tu fragancia, respiré, y ya suspiro por TI…

Dios, de quien separarse es morir,
a quien acercarse es resucitar,
con quien habitar es vivir.

Dios, de quien huir es caer,
a quien volver es levantarse,
en quien apoyarse es estar seguro.

Dios, a quien olvidar es perecer,
a quien buscar es renacer,
a quien ver es poseer.

Promesas

Encontrar la guía, protección y amor del Santo Padre y fortalecer nuestra Fe.

Origen

Tomado de los Soliloquios de San Agustín, Libro 1. Conversaciones íntimas con su propia razón, bajo la mirada divina, compuestas en el año 387, durante su período de catecumenado.

descargar audio Podcast de la oración:

 

ver youtube Video de la oración:

¿Quién fue San Agustín?

San Agustín de Hipona o También conocido como San Agustín fue un escritor, teólogo y filósofo cristiano quién se convirtió en obispo de Hipona y lideró la lucha contra las herejías de los maniqueos, los donatistas y el pelagianismo. Aunque el pertenecía, antes de su conversión, el maniqueísmo. Hasta que el obispo Ambrosio le mostró los escritos de Plotino y las epístolas de Pablo de Tarso, escritos con los que se convirtió al cristianismo.

En los Soliloquios de San Agustín podemos conocer un poco más sobre lo que buscaba y necesitaba del Santo Padre, así como sus dudas y preocupaciones. Algo que seguro nos ha pasado a todos nosotros y que, sin duda, muchas veces hemos reflexionado o preguntado al Cielo para que nos dé una guía y protección. Por eso, esta oración de San Agustín de búsqueda de Dios es ideal para esos momentos en los que nos encontramos un poco atormentados, y en los que no debemos dejar que el maligno entre y se apodere de nosotros.

Por eso, te compartimos esas otras oraciones con las que puedes rechazar el mal y fortalecer tu fe en el Santo Padre: Coronilla de protección a San Miguel Arcángel, Oración a los Santos Arcángeles, Oración para rechazar al maligno, Oración para el angustiado, Oración para desechar lo malo, Oración al Ángel Custodio, Oración Gloria al Padre. También puedes nuestra sección de oraciones dentro de la web en este enlace.