Coronilla de Reparación a María Virgen

Coronilla de reparación del Padre Justo Lofeudo

El Ángel y la Virgen de Fátima nos han hecho llegar diferentes oraciones y coronillas desde el Cielo para la salvación y conversión de los pecadores.

La virgen en su aparición en Fátima nos hizo llegar diferentes oraciones y devociones del Cielo para ayudarnos a enfocarnos en nuestra necesidad de aprender a orar al Santísimo Padre, aprender a hacer sacrificios por la conversión de los pecadores, no olvidarnos de pedir por la paz mundial y reparar las graves ofensas que hemos cometido ante el Santísimo Sacramento. Una de esas formas es a través de la coronilla de reparación o Corona de reparación a la Santísima Trinidad, creada por el Padre Justo Lofeudo.

Oración

Por la señal de la Santa Cruz de nuestros enemigos líbranos Señor Dios Nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible.
Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado, de la misma naturaleza que el Padre,
por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres,
y por nuestra salvación bajó del cielo,
y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.
Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo,
recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas.
Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados.
Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro.
Amén.

Señor mío, Jesucristo, Dios y hombre verdadero,
Creador, Padre y Redentor mío;
por ser Vos quien sois, Bondad infinita,
y porque os amo sobre todas las cosas,
me pesa de todo corazón de haberos ofendido;
también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno.
Ayudado de vuestra divina gracia,
propongo firmemente nunca más pecar,
confesarme, y cumplir la penitencia que me fuere impuesta.
Amén.

Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo,
os adoro profundamente y os ofrezco el Preciosísimo Cuerpo,
Sangre, Alma y Divinidad de nuestro Señor Jesucristo
presente en todos los sagrarios de la tierra
en Reparación por todos los sacrilegios,
ultrajes e indiferencias con que Él mismo es ofendido,
y por los infinitos méritos de su Sacratísimo Corazón
y del Corazón Inmaculado de María os ruego
la conversión de los pobres pecadores.

¡Dios mío, yo creo, adoro, espero y os amo!
Os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan, no os aman.

Se repite 10 veces.

¡Oh, Jesús mío! Perdona nuestros pecados,
líbranos del fuego del infierno,
lleva al cielo a todas las almas y socorre especialmente
a las más necesitadas de tu Misericordia.
Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal,
Ten Misericordia de nosotros, tu Iglesia y del mundo entero.
Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal,
Ten Misericordia de nosotros, tu Iglesia y del mundo entero.
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Promesas

A través del sacrificio y a la oración se logrará la reparación por los pecados con Dios.

Origen:

Del Padre Justo Lofeudo basada en las oraciones dadas por el Ángel de Fátima. Si es posible, rezarla frente al Sagrario o ante el Santísimo expuesto.

descargar audio Podcast de la oración:

 

ver youtube Video de la oración:

 

Padre Justo Lofeudo, es un sacerdote reconocido por recorrer España y diferentes partes del mundo promoviendo la apertura de capillas de la Adoración Perpetua, es decir, que las capillas estén abiertas las 24 horas del día al Santísimo para que esté expuesto. Logrando que de manera organizada y ordenada equipo de fieles acompañe día y noche adorando preparando y consolando a todo quien quiera acercarse en ese momento a la capilla.

Si esto sucediera en todas las capillas del mundo, podríamos hacer la Coronilla de Reparación frente al Santísimo expuesto, para pedir por la conversión de los pecadores y por un mundo más justo, logrando encaminarnos en el amor del Todopoderoso.

Te compartimos otras oraciones que nos enseño la Virgen: Rosario de los no nacidos, Oración para salvar el Alma de un pecador, Oración del Santo Rosario, Devoción de los 5 primeros Sábados, Oración a la Señora de Todos los Pueblos. O visita nuestra sección de oraciones en este enlace.